Las Torcas de Cañada del Hoyo

Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Laguna del Tejo


Hoy en los Cuadernos de un Geógrafo, viajaremos a las Torcas de Cañada del Hoyo. En la Serranía de Cuenca…el lugar donde el agua brota desde las profundidades de la tierra.

Pero realmente, ¿qué son las torcas? Las torcas no son ni más ni menos, que lagos de origen kárstico. Es una denominación utilizada en todo el Sistema Ibérico, con algunos pequeños matices según la región.


Y es precisamente en la Serranía de Cuenca, donde nos encontramos con la mayor concentración de este tipo de lagos de toda la península (las Torcas en Cañada del Hoyo, Palancares, Beteta).


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Laguna de la Cruz o de la Gitana


Quizás, un elemento con ciertas semejanzas con estas torcas serían los cenotes que encontramos en la península del Yucatán (México). Con la diferencia de que los cenotes del Yucatán se forman a través de grandes galerías kársticas, cuyas cúpulas han cedido en mayor o menor grado. Mientras que una torca es una especie de “cráter” que se ha ido formando de arriba-abajo mediante procesos químicos y físicos de disolución de la roca calcárea.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Impresionantes tonos verde-azulosos


En este paraje conquense nos encontramos con 7 torcas que poseen una mayor o menor lámina de agua en su interior:

Lagunas de propiedad pública:

1)      Laguna del Tejo  (32 metros de profundidad).
2)      Lagunilla del Tejo.
3)      Laguna de la Cruz o de la Gitana (25 metros).

Lagunas de propiedad privada:

1)      Laguna de la Parra (14 metros).
2)      Laguna Llana (6 metros).
3)      Laguna de las Cardenillas (12 metros).
4)      Lagunas de las tortugas.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
No hay que viajar a lugares exóticos para ver maravillas como estas..

Estas son las 7 grandes torcas que todos conocemos. Pero si buscamos en la cartografía, en libros de geomorfología u otros lugares que traten el tema, veremos que hay muchas más. Hasta un total de 34 torcas, como por ejemplo:

1)      Laguna Seca.
2)      El Torcacillo.
3)      Torca Colorada.
4)      Torcas mellizas.
5)      El Torcacillo.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El lugar esta muy bien señalizado y habilitado. Con multitud de paneles.


Las torcas son formas que han de verse en conjunto con el resto de elementos de origen kárstico de la Serranía de Cuenca. Desde la ciudad encantada, pasando por las profundes hoces, dolinas, poljes, lapiaces etc. Todo esto debe de entenderse en un conjunto interconectado e interrelacionado y no como elementos aislados.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
La torca de la laguna del Tejo


Respecto a estos lagos de origen kárstico, estos se han formado por la disolución química de la roca calcárea en un proceso denominado como karstificación. En este caso la disolución se produce de arriba hacia abajo, y de ahí su forma de embudo. Es decir, no encontramos cavernas subterráneas.

Todo está apoyado por las fallas geológicas que unen entre si las diferentes torcas, las cuales hasta cierto punto canalizan estas aguas subterráneas y las conectan.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Laguna del Tejo


Por otro lado, el nivel freático de los acuíferos de la zona va muy unido al nivel del río Guadazaón que baña sus verdes vegas. El caudal base de este, está conectado a dichos acuiferitos.

Nota: El río Guadazaón obtiene su nombre de la toponimia Árabe, cuyo nombre original seria el Wadi Saaron (valle del frío).

Obviamente la profundidad de las Torcas, como es de esperar, depende del nivel freático, tantos metros tenga de profundidad cada torca respecto al nivel del acuífero, esa será su profundidad.

El agua de cada torca a la vista de un ser humano es de diferentes colores. Pero si cogiésemos un vaso de ella veríamos que es trasparente en todos los casos. El diferente color del agua se debe a factores como la incidencia de los rayos solares, la estación del año, el momento del día o el calor entre otros factores.

Por último, cabe decir que estas son formaciones heredadas y no funcionales. Son procesos que se produjeron en el pasado, pero que en la actualidad están detenidos o prácticamente paralizados.



LAGUNA DE LA CRUZ O DE LA GITANA


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Panel Interpretativo


Esta es la primera de las torcas que nos encontramos. Posee una superficie aproximada de 1,4 ha, con un diámetro de unos 132 metros y una profundidad máxima de 25 metros.

A esta profundidad habría que añadirle unos 15-16 metros más, desde la lámina de agua  hasta la parte alta de la Torca. Eso nos daría una torca de alrededor de 40 metros desde la parte más alta (sin agua) a la más profunda (ya bajo el agua).


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Laguna de la Cruz o de la Gitana


Este lago tiene una peculiaridad, y es que el agua está muy estratificada debido en gran parte a la presencia de iones soluble de hierro y bicarbonato. Esto impide que haya circulación interna entre esas capas. Es decir, es uno de los pocos lagos meromícticos que encontramos en España.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Espectacular...

Para el mes de agosto estos serían los datos aproximados:

Una primera capa superficial desde los 0 metros hasta los -6 metros, con un agua con una temperatura que desciendo desde los 24º hasta los 18º.

Posteriormente una segunda capa, desde los -6 metros hasta los -11,5 metros bajo el agua. En esta capa de agua, la temperatura desciende desde los 18º hasta los 7º.

Finalmente una tercera capa, que va desde los -11,5 metros de profundidad hasta el fondo (-25 metros) que es anoxica, es decir, falta absoluta de oxígeno.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Otra imagen del lago


Por otro lado, hay un 2º fenómeno muy interesante y generalmente de carácter anual. Este se produce entre la 2º quincena de julio o principios de agosto, denominado en la zona como “fenómeno blanco”. En esas fechas se produce la precipitación del carbonato magnésico y del carbonato cálcico en forma de cristales de dolomita y calcita. Todo ello causado por la producción fotosintética del fitoplancton. Que crece en esta Torca en los meses de verano. Ello tiene como consecuencia que las aguas de tonos turquesa de este lago se conviertan en unos tonos blanco lechoso, como si fuese leche de cabra recién ordeñada.

Es un espectáculo impresionante, ver y admirar como un lago de este volumen cambia de color dos veces en pocos días, y no es magia, es química en estado puro.

Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Que decir....


También podemos explicar esto con una hermosa leyenda que leemos en uno los muchos paneles interpretativo, el cual reza algo así.

A finales de la edad media, los hijos de dos familias enemigas gitanas se enamoraron. Pero su amor se rompe por diferencias familiares.

En entonces cuando la doncella pierde el sentido, desapareciendo un día en esta laguna

Es por ello que cada verano la laguna cambia de color del verde azulado al blanco lechoso en recuerdo al amor puro.

Posteriormente, a la orilla de la laguna se clavó una cruz. Desde entonces se le conoce con dos nombres: Laguna de la Gitana o de la Cruz.



LAGUNA DEL TEJO

Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Panel interpretativo


La laguna del Tejo es la más imponente de todas ellas. Un pequeño gran lago con un diámetro de 128 metros, una lamina de agua máxima de 32 metros y una superficie de 1,2 ha.

Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Las palabras no hacen honor a la belleza del lugar...¡¡¡

Una imponente muestra de la majestuosidad de la Serranía de Cuenca. A esos 32 metros de profundidad, hay que añadirle alrededor de 25 metros desde el agua hasta la parte más alta de la torca. Esto nos da la friolera de 57 metros.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
¿Cuanto tiempo llevara ese tronco en el lago?


También existe una leyenda sobre esta azulada Torca, leyenda que podéis ver en los paneles interpretativos y que reza algo así:

La denominación “del Tejo”, es debido a que en la ladera de la torca, en la umbría, siempre ha existido este árbol.

El Tejo es el árbol sagrado para los celtas y representa la relación con las sombras y la muerte, quizás porque sus semillas son venenosas, por eso también significa, el renacimiento.

La mañana de Domingo de Ramos, se procedía a recortar sus ramas para ser el sustitivo del olivo en la procesión.

Por encima de los tejos, y al pie de la primera escarpa, existe una fuente de rica agua mineral llamada la “fuente del Tejo”. Personas de recuerdo centenario nos dicen que a esta fuente le llamaron la “fuente de la salud”, por curar las grandes disenterías que se padecían en años anteriores al 1900.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Filtraciones de agua....


Si os fijáis bien en la imagen anterior, podréis ver como pequeñas ondas esparcidas sobre la lámina de agua de este lago. Cada onda hace referencia a una entrada de agua desde el acuífero al lago. La forma de ondas se debe a que los acuíferos se comportan como corazones que laten y en cada latido envía su sangre en forma del líquido elementos como es el agua.

Si habéis tenido la oportunidad de ver el nacimiento de un río o fuente. Y que en ese momento se forme una pequeña charca o similar, veréis que el agua burbujea lentamente. Esas burbujas de aire es la muestra visible de las filtraciones de agua.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
La orilla del lago



Un lugar en la Serranía de Cuenca donde podéis observar ese fenómeno es en estos dos sitios:

Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El cielo se refleja sobre las aguas...

En esta Torca también encontramos una fuerte estratificación de las aguas y de sus condiciones según la profundidad. Pero a diferencia de la Torca de la Cruz o de la Gitana, en esta si se producen corrientes internas que permiten que el agua en su interior circule.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Torca de la laguna del Tejo


Otro fenómeno que también sucede en esta Torca, es que también cambia de color entre la segunda quincena de Julio y principios de agosto en dos ocasiones. Pasando de un tono azuloso a un blanco lechoso, para pocos días después volver a su color anterior. Todo ello provocado por el fenómeno que ya explicamos con anterioridad.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Fuente del Tejo, en el interior de la torca


LAGUNILLA DEL TEJO

Esta torca es de unas menores dimensiones, con una profundidad máxima de 11 metros y con un diámetro de unos 86 metros. Aunque en ella se producen importantes fluctuaciones de la lámina del agua debido a su baja profundidad.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Lagunilla del Tejo


Como curiosidad, hay que decir que en esta laguna los tonos son mucho más oscuros. Eso se debe a que por su escasa profundidad la luz llega al fondo, permitiendo una gran vegetación. La cual al ser mucho más densa, le da un tono oscuro.

Como despedida os dejo una imagen que me impresiono, en las cercanías podíamos ver un inmenso romeral, un placer para los ojos y el olfato.


Las Torcas de Cañada del Hoyo. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El romeral...


Esta entrada va dedicada a la familia Moya que me acompaño a este lugar.

También una dedicatoria especial a Javi y a Chenny por su enlace¡¡ Cuando realizaba esta visita en el corazón de la Serranía de Cuenca, Javi cruzaba Valencia como Daernerys de Benicalap¡¡

Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya, “El Geógrafo”¡¡