El Charco Azul en Chulilla

El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El Charco Azul


Hoy en los Cuadernos de un Geógrafo, viajaremos al corazón de Los Serranos.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Chulilla


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Los Serranos


Comarca del interior valenciano que ve bañadas sus vegas por las trasparentes aguas del río Turia.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El cañón del río Turia


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Paseando por Los Serranos


Un río Turia que muestra su estirpe eterna y su garra como en pocos sitios podemos ver a lo largo de su recorrido. Un río que no solo serpentea modelando y creando paisaje.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Chulilla, una joya entre montañas


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El castillo


No podemos entender la cultura milenaria de estas tierras valencianas, ni su organización territorial si antes no vemos con claridad al río Turia como eje vertebrador del territorio.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Que vertigo


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El río Turia


Nos encontramos en la localidad de Chulilla, una bella e imponente población. La cual vale la pena visitar ya que a su belleza sin igual le unimos multitud de rutas a cada cual más impactante.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Continuamos por el cañón del río Turia


Ya hace unos meses visitamos esta zona del interior valenciano, Como podéis leer en la entrada que dedique a los puentes colgantes de Chulilla.



EL CHARCO AZUL


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El Charco Azul


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El tono marroncito se debe a los sedimentos que arrastra desde las sierras de Teruel y  desde la Serranía de Cuenca



El Charco Azul no es ni más ni menos que un remanso de paz a las orillas del río Turia. Un lugar donde las turbulentas aguas de este tramo alto del río pueden descansar antes de volver a comenzar su descenso al Mare Nostrum.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
¿Veis las cuerdas de escalada?


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Las pasarelas


Normalmente, este bucólico paraje presente un azul celeste que nos hace sentirnos en algún paraíso de Hispanoamérica. Pero en esta ocasión fuimos en el marco de un potente temporal de levante. Llevaba días produciéndose una D.A.N.A. (depresión aislada en niveles altos de la atmósfera), fenómeno que suele ser llamado incorrectamente como Gota Fría.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Que decir ante tal belleza



El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Dos geógrafos en el Charco Azul

Esta D.A.N.A. se alimentaba de una entrada de aire frío en las capas altas de la atmosfera, unido a unos vientos de levante que venían del propio mar mediterráneo (desde el norte de Túnez), un mar mediterráneo cálido y a un potente factor orográfico.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
De paseo por Los Serranos


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
¿Que son esos agujeros de la pared?


Toda esta inestabilidad atmosférica tenia tal potencia que alcanzo lugares tan lejanos (en principio) como la Serranía de Cuenca y las sierras de Teruel. Descargando durante días lluvias moderadas y duraderas o incluso nevadas a partir de la altitud necesaria.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Seguimos paseando


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Que calmada esta el agua



Provocando con ello un aumento significativo del caudal río Turia. Un río Turia que debido a estas precipitaciones transportaba importantes tasas de sedimentos. De ahí que el río sea de un color marrón chocolate.

El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El Charco Azul de Chulilla


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El río Turia


El color se debe a toda la tierra que está arrastrando desde las cumbres. Debido a esto, el charco azul se ve transformado por la madre naturaleza haciendo del mismo un charco de chocolate.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
La vida se abre camino


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Chulilla


LAS AGUAS DEL RÍO TURIA


En el caso del río Turia, las crecidas suelen tener un tono marroncito, como podéis ver en estas fotos. Esto se debe a que su cabecera está en un área muy calcárea (Serranía de Cuenca, sierras de Teruel).


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
¿Pasamos?


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Panoramica


Tono que puede variar aguas abajo. Los aportes hídricos que llegan al propio río Turia desde la Sierra de Porta Coeli (Serra Calderona) o las ramblas que bajan del Camp de Lliria, tienen un tono diferente debido a una geología.

Por citar un ejemplo, en la Sierra de Porta Coeli (Serra Calderona) destaca  con mucha firmeza una geología basada en el rodeno. 


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
¿Cruzamos?


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Lo que veis al fondo es un azud sobre el río Turia


LAS AGUAS DEL RÍO JÚCAR / XÚQUER


Un ejemplo muy muy interesante es cuando analizamos el color de las aguas durante las crecidas en el río Júcar / Xúquer.

1) Las aguas provenientes de la Serranía de Cuenca son marrones, ya que se alimenta de unas montañas de naturaleza calcárea.

2) Si las aguas provienen del Valle de Ayora (el Valle para los amigos) suelen ser de dos tipos:

  • ·    Por un lado suelen tener un tono rojizo si provienen de las zonas donde  encontramos Keuper.
  • ·   . Pero a su vez puede aportar crecidas con un agua blanquecina si estas se alimentan del área del Valle de Ayora donde encontramos yesos.


3) Por otro lado las aguas que porta el río Albaida (Vall d’Albaida) suelen tener un toque blanquecino, casi ocre. De ahí viene el nombre de esta comarca valenciana (Vall d’Albaida del árabe al-baīḑà’, "la blanca").


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El Charco Azul


Para poder ver esto solo hay que buscar imágenes y videos en internet sobre crecidas de ríos y ver las diferentes en las tonalidades del agua según el origen del agua.

Como yo siempre digo, la naturaleza es un libro abierto. Solo hay que saber leer lo que sus formas nos muestran.

Para despedirme os dejo estas dos imágenes del río Turia y sus imponentes cañones. No hay que ir a países lejanos para ver magníficos ejemplos de cañones. Dos grandes ejemplo son los del río Turia y los cañones del río Júcar / Xúquer.


El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
Chulilla

El Charco Azul en Chulilla. Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya
El cañón del río Turia


Esta entrada va dedicada a Iván, escriba de la montaña¡¡¡

También va dedicada a Jessica, una mujer maravillosa y amante de la madre naturaleza¡¡¡


Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya, “El Geógrafo”¡¡¡