Rastros de Ciervos en la Serranía de Cuenca

Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Paisaje primaveral de lluvia y sol, con los campos de cereales como telón de fondo


La entrada de hoy viene por sorpresa, no estaba planeada como muchas otras. Pero fue en una lluviosa mañana de marzo del 2016 cuando decidí irme a dar un paseo cerca del pueblo (Campillos Sierra, Cuenca).


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Primeros rastros de Ciervos


En eso que en este breve paseo cercano al pueblo (a no más de 1 km) nos encontramos una serie de rastros de Ciervos. Realmente son rastros muy fáciles de encontrar, tanto por lo sencillo de distinguir como por la abundancia de las mismas.


Precisamente en esta zona de España abundan los rastros de animales salvajes, especialmente los del Ciervo Común (Cervus elaphus), como los del Jabalí (Sus scrofa).

Nota 1: Los Ciervos Comunes también son denominados como ciervo europeo, ciervo rojo, ciervo colorado o venado. Las denominaciones suelen variar dependiendo del lugar.


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Ampliamos la imagen


¿Cómo distinguir una huella de Ciervo respecto a la de un Corzo, o un Jabalí?

No soy ningún especialista, pero hay ciertos detalles que pueden indicar que se traten de machos / hembras adultos/as (a partir de 2-3 años).

A) Por un lado, la longitud de la pisada. Aunque no se aprecie bien las imágenes (por no tener un elemento de comparación), rondarían los 6 cm o algo más. Los Corzos no suelen dejar rastros de esta longitud, por poseer un menor porte.

B) Se pueden apreciar también (con estas imágenes igual no, pero sobre el terreno se apreciaba), que en la parte posterior de la pisada, también hay unas marcas de menor tamaño. Esto se debe a que el estar la tierra húmeda por la lluvia, los Ciervos se hundían algo más en el suelo. En un terreno seco seguramente estas pequeñas almohadillas traseras que poseen los Ciervos no dejarían marca, pero en este suelo húmedo las dejaban.


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Otra perspectivas de las huellas de Ciervos


C) Otro de los elementos para discernir que no son rastros de Jabalís (Sus Scrofa), es que estos animales tiene unas pezuñas traseras denominadas “guardas”, que apuntan hacia adelante, pero algo más retrasadas. Lo cual deja una marca en el suelo muy representativa.

D) No hemos de olvidarnos que los Ciervos suelen tener pisadas más “rectangulares”, mientras que las de un Jabalí tienden a ser “cuadradas”.


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Seguimos los rastros con cuidado, para ver si nos encontramos con alguno


E) Otra factor que importante a tener en cuenta, es que los ciervos tiene las pezuñas separadas longitudinalmente, dando lugar a dos marcas distanciadas ligeramente y bien diferenciadas. Los Jabalís tienen esta misma separación longitudinal, pero no es completa, ya que solo existe al principio.


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
No hubo suerte, pero los rastros eran frescos, no más 2-3 horas


Estos son algunos consejos de como diferenciar los rastros y las huellas de Ciervos respectos a Corzos, Jabalís, etc. De todos modos no es un tema del que sea especialista, más bien un mero aficionado de un tema del que apenas conoce.

No es la primera vez que hablamos de los Ciervos en la Serranía de Cuenca:

Por último comentar, que los mejores momentos para vislumbrarlos, es al anochecer o al amanecer, que es cuando desciende de las montañas a los campos de cereales o a los huertos a tomarse un tentempié.

Como despedida os dejo este paisaje del lugar donde se fueron tomando fotografías de los rastros de los Ciervos.


Rastro de Ciervos en la Serranía de Cuenca. Autor, Miguel Alejandro Castillo Moya
Hermoso paisaje Conquense


Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya, “El Geógrafo”.