La cascada del cañigral

El cañigral
El cañigral



Hoy en Los Cuadernos de un Geógrafo, viajaremos hasta El Cañigral (Albarracín, Teruel). Lugar donde visitaremos su cascada de aguas efímeras.

Torrente irregular, enclavado entre dos grandes sistemas montañosos.



La Sierra de Albarracín
La Sierra de Albarracín



Este salto de efímeras aguas, se localiza geográficamente en la Sierra de Albarracín, un lugar mágico y hermoso sin igual. Pero a su vez, apenas a unos centenares de metros (alrededor de 800), del límite con la Serranía de Cuenca.



La cascada del Cañigral
La cascada del Cañigral



En fin, los nombres de nuestras sierras vienen dados por la necesidad humana de encapsular y controlar el territorio.



El Molino del Cañigral
El Molino del Cañigral



La diferenciación de los elementos del territorio, no es el mismo desde el punto de vista de la geografía humana, y de la geografía física. Pero ese debate nos alejaría de lo que hoy realmente buscamos, poner sobre el mapa otro elemento más de nuestro territorio, un lugar apenas conocido.



Un autentico puente de piedra sobre el río...
Un autentico puente de piedra sobre el río...



Nos hayamos, antes unos parajes que no destacan por su elevada altitud, sus contrafuertes montañosos apenas sobrepasan los 1650 m., pero si por sus quebradas y vaguadas, todo ensalzado por un relieve kárstico muy característico de nuestro querido Ibérico.



La cascada del Cañigral
La cascada del Cañigral



Como muestra de ello, apenas a 300 metros tenemos una gran dolina de origen kárstico, un ejemplo claro del “exokarst”. Proceso que actualmente se ve limitado o paralizado por las actuales condiciones climáticas.



LA CASCADA DEL CAÑIGRAL


La cascada del Cañigral
La cascada


El salto de aguas del Cañigral, es de tipo efímero. Pero, ¿Qué significa efímero? Es muy sencillo, consiste en que no todo el año porta agua en superficie, o no todos los años porta agua durante el estiaje de verano.

La cascada del Cañigral
Las aguas fluyen...


Todo esto es muy típico, un río no ha de llevar agua en superficie para ser un río. Esa imagen de que un cauce ha de llevar agua, viene dado de nuestra visión anglosajona del entorno natural.

Pero no es así, curiosamente nuestros entornos son más diversos y con mayor riqueza que los anglosajones.

Pero no podemos apreciar aquello que desconocemos…

Una pequeña balsa a los pies de la cascada del Cañigral
Una pequeña balsa a los pies de la cascada


EL MOLINO DEL CAÑIGRAL

A los pies de esta cascada, encontramos un molino en perfecto estado.


El molino del Cañigral
El molino del Cañigral


Este molino tiene como peculiaridad, que en su zona posterior tiene una pequeña represa. Dicha estructura hidráulica, posiblemente se usaría para poder gestionar y almacenar el agua del torrente.

Ya que en los meses cálidos del año, el rio que alimenta esta salto de agua, porta un escaso caudal.

LA DOLINA DEL CAÑIGRAL


La dolina del Cañigral
La dolina del Cañigral


El Cañigral, posee entre otras peculiaridades, una dolina de grandes dimensiones, una muestra de los sistemas “kársticos” del Ibérico. Un tema que ya tratamos en la entrada de la Dolina del Cañigral.


El interior de la dolina del Cañigral
El interior de la dolina


EL PUEBLO ABANDONADO DEL CAÑIGRAL


El pueblo abandonado del Cañigral
El pueblo abandonado del Cañigral


Personalmente, el elemento más impactante de esta zona, no son sus cascadas o dolinas de inmensas proporciones. Es el despoblamiento de esta zona de España, denominada como la Serranía Celtibérica.


El pueblo abandonado del Cañigral
Una imagén vale más que mil palabras...


Allí mismo, podemos observar un pueblo o conjunto de masadas (masías, rentos etc.) abandonados. Pero con la curiosidad que estas llegaron a tener escuela a mediados del siglo pasado.


La Ermita del Cañigral
La Ermita del Cañigral



Qué ha podido suceder en apenas unas décadas, para que pasemos de implantar escuelas en lugares agrestes y aislados, a que esos mismos sitios estén abandonados de la mano del hombre.


La antigua escuela del Cañigral
La antigua escuela del Cañigral


La cascada de aguas efimeras
¿Observais la cascada de aguas efimeras?


Una gran pregunta de difícil respuesta.

De todos modos, abandonado no quiere decir olvidado. Pues sus tierras siguen estando cultivadas y su ermita está en perfecto estado.

El puente de piedra del Cañigral
El puente de piedra del Cañigral


Aun así, ante un grave problema nos hayamos, pero no esperemos soluciones milagrosas que vengan de fuera. La solución, si es que existe, la debemos encontrar aquí, en nuestra propia sociedad. Pero es imposible solucionar un problema, si no sabemos que lo tenemos.

Para despedirme os dejo esta imagen, espero que os guste.

El Cañigral
El Cañigral


Autor: Miguel Alejandro Castillo Moya, “El Geógrafo”¡¡¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario